Publicado: 18 de Agosto de 2016

INAUGURACIÓN: NUEVA PLANTA DE FOLIADO DE SALAMANDER EN ESPAÑA 

Salamander ha inaugurado el pasado 21 de julio su nueva planta de foliado en España. Al acto inaugural ha acudido toda la gerencia del grupo alemán, así como la directiva y personal de la filial en España y un gran número de clientes, que han querido ser partícipes de este día importante para la consolidación de la estructura de la multinacional en España y Portugal.

La inauguración corrió a cargo del Presidente del Consejo de Administración, el Doctor Heyo Schmiedeknecht y del alcalde de la localidad de Rábade, el Sr. Francisco Fernández Montes.

El Dr. Schmiedeknecht hizo, en las palabras dedicadas a los asistentes, una retrospectiva de la historia de la filial del grupo en España, analizando su constante evolución en estos 16 años y destacando las inversiones realizadas, fundamentalmente en los periodos de menor bonanza económica, que deben interpretarse como una demostración firme del grupo en su posicionamiento en la Península Ibérica.

Reiteró en numerosas ocasiones su firme apuesta por ambos mercados y por el fortalecimiento de la estructura existente en Galicia, puente entre ambos países,  en donde cuenta ya con dos naves y una superficie total de 6000 m².  En las nuevas instalaciones se completará parte del proceso productivo del foliado de perfiles en colores especiales, con el fin de agilizar los plazos de entrega en estos acabados. La mejora en el servicio a sus clientes es para Salamander una prioridad.

La inversión realizada asciende a 700.000 € y se han acondicionado de tal modo las instalaciones en materia de climatización, control de humedad, aislamiento etc.. que  el proceso de foliado se desarrollará de un modo óptimo en base al Know How de Salamander. Actualmente hay personal desplazado desde Alemania que garantiza dicho Know How en la planta española; del mismo modo personal español ha estado formándose durante varios meses en Alemania con tal fin.

El gerente en España, Pedro Posada, se muestra ilusionado ante el nuevo reto y considera el mismo como “un escalón más en la singladura de Salamander en España”.

La jornada transcurrió de un modo distendido y tras el brindis  al final de los discursos, los asistentes pudieron disfrutar de una amena velada en un restaurante de la localidad.